Me coge por un brazo. Me lo aprieta con fuerza. Porque cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos, y esperas poder atrapar así también su corazón. Pero no es así. El corazón tiene piernas que no ves.

- Federico Moccia: Perdona si te llamo amor (via perdida-entu-mirada)